Pedir tu Préstamo de 10000 Euros

¿Es posible solicitar un préstamo de 10000 euros o más? Te explicamos distintas alternativas de préstamo para solventar situaciones urgentes de envergadura.

Préstamo de 10000 euros, ¿una posibilidad real?

Un préstamo de 10000 euros puede suponer un gran alivio a nuestro bolsillo. Está claro que 10000 euros es una cantidad elevada y difícil de reunir. En caso de necesidad de afrontar costos por una cantidad similar, hay que considerar la opción de un préstamo.

Los microcréditos son la opción más popular, pero nunca cubren una cantidad como esta. El problema es que, sean con nómina o sin nómina, son préstamos de importes muy bajos. Sin embargo, ¡no te preocupes! Hay otras opciones sobre la mesa.

Esas opciones son las que nos proveen las entidades financieras online. Estas entidades, a diferencia de los bancos, son menos exigentes con los requisitos para el préstamo. Asimismo, te ofrecen una respuesta más rápida a tu solicitud de préstamo. Por lo tanto, podrás conseguir grandes cantidades de dinero con un préstamo online.

Otra ventaja de este tipo de préstamos es que no necesitas aval. Al menos, las exigencias son mínimas. Basta con tener ingresos demostrables que justifiquen tu situación económica y den fe de que puedes asumir el pago del préstamo.

Si necesitas comprar un coche, hacer una inversión o cubrir alguna emergencia médica, el préstamo es una opción rápida. Por lo general, el tiempo que pasa entre la solicitud, la evaluación del caso y la aprobación del préstamo es de menos de 24 horas.

Condiciones del préstamo de 10000 euros

10000 euros es una cantidad mucho mayor que la que suelen ofrecer los minicréditos o los préstamos rápidos. Al mismo tiempo, es una cantidad bastante inferior a la que pueden ofrecer los préstamos bancarios. Puede decirse que los préstamos de 10000 euros son una categoría intermedia. Es por ello que estos préstamos tienen sus propias condiciones.

En primer lugar, el pago de las cuotas se realizará mensualmente. El plazo de devolución del préstamo suele ser de cinco años. Sin embargo, algunas entidades prestamistas ofrecen plazos de hasta siete años.

La TAE (Tasa Anual Equivalente) suele ser menor que el que ofrecen las entidades bancarias. Este varía de prestamista a prestamista, así que es importante evaluar este aspecto antes de decidirse por alguna de estas entidades.

Por lo general, para este tipo de préstamo no se suelen cobrar comisiones de apertura. Ten en cuenta que, si estás en ASNEF, las opciones de obtener un préstamo de 10000 euros se ven bastante reducidas. Sin embargo, hay entidades que pueden ofrecerte el préstamo sin importar si estás en ASNEF. Esto siempre y cuando cumplas con otros requisitos, como cierto nivel de ingresos o un aval.

Requisitos para pedir un préstamo de 10000 euros

Las entidades bancarias piden una cantidad exhaustiva de documentación y requisitos para aprobar créditos. Por el contrario, para solicitar un préstamo online los requisitos son sencillos. La idea es facilitar al prestatario los trámites. Esta es una gran ventaja, ya que, si necesitamos obtener el préstamo de forma urgente, la tramitación se simplifica. Gracias a esto, tendremos el dinero más rápidamente.

Si bien estos requisitos pueden variar de acuerdo a cada prestamista, el criterio suele ser más o menos el mismo. Entre ellos, DNI y tener entre 18 y 75 años de edad. En algunos casos, la edad mínima puede ser de 20 años.

Residir legalmente en España. Si resides fuera del territorio español, no podrás obtener este tipo de préstamo. Asimismo, ser titular de una cuenta bancaria. El dinero será transferido, una vez aprobado el préstamo, a esta cuenta. No puede ser una cuenta de un tercero.

Por último, ser capaz de demostrar ingresos, ya sea a través de nóminas o de otro tipo. Si no cuentas con nómina domiciliada puedes demostrar ingresos por subsidios, trabajo autónomo, etcétera.

Pasos a seguir para obtener un préstamo de 10000 euros

Cuando hablamos de préstamos bancarios o préstamos online, suelen coincidir en muchos de estos aspectos. Como te mencionamos previamente, solicitar un préstamo rápido por esta cantidad es un proceso, ciertamente, rápido y con facilidades considerables. Basta con seguir estos sencillos pasos:

En primer lugar, debes revisar las distintas y variadas opciones de entidades prestamistas online. Selecciona la que mejor se adapte a tus necesidades. Una vez que hayas elegido una opción, deberás utilizar la calculadora de préstamo online. Esta herramienta te permitirá conocer el monto mensual que deberás pagar por el préstamo.

El siguiente paso será completar el formulario de solicitud de préstamo. Se trata de un proceso sencillo, donde deberás indicar una serie de datos personales, como tu nombre, dirección y número de teléfono. También deberás dejar constancia de tus ingresos.

Más adelante, la entidad crediticia se encargará de revisar detenidamente tu solicitud. En menos de 24 horas, un representante contactará contigo para discutir las condiciones del préstamo.

Finalmente, una vez que se apruebe el préstamo online, recibirás el dinero en tu cuenta bancaria. Esto significa que podrás disponer de los 10000 euros de inmediato y así solventar tu necesidad económica. 

Recomendaciones para pedir préstamos de 1000 euros

La posibilidad de obtener un préstamo de 10000 euros rápidamente supone un alivio. Si estamos ante una posibilidad de inversión o en necesidad de realizar un gasto grande son geniales. Sin embargo, asumir un préstamo online implica una responsabilidad. Un préstamo es un acuerdo en el que la confianza es fundamental. Debemos ser capaces de respetar ese acuerdo.

Por esta razón, hay que reflexionar sobre si el préstamo es la opción más conveniente. Asimismo, es necesario considerar todas las opciones posibles. Lo más recomendable es solicitar el préstamo solo como última opción.

En caso de proceder con el préstamo de 10000 euros, lo más conveniente es idear un plan detallado para el pago. Organizar las cuentas y priorizar siempre el pago de las cuotas. Evitar caer en impagos te permitirá ahorrarte dolores de cabeza y preocupaciones innecesarias.

Elegir las mejores opciones de préstamos rápidos es fundamental. Infórmate bien sobre las condiciones del préstamo y sobre la reputación de la empresa. Aclara todas las posibles dudas antes de firmar el contrato. Intenta reducir los intereses eligiendo menos cuotas. En caso de un impago, contacta con la entidad financiera para llegar a un acuerdo o pedir una prórroga.